Agua ionizada alcalina fundamentos


El equilibrio ácido-alcalino del organismo es fundamental para disfrutar de una buena Salud.

En los últimos años, el cáncer, la diabetes, la osteoporosis, las enfermedades cardiovasculares, digestivas y crónicas, entre otras, y la obesidad, han aumentado considerablemente. El 80 % de esas enfermedades se deben al aumento de los niveles de acidez en nuestro organismo. Un estilo de vida sedentario, poco ejercicio, estrés, alcohol, tabaco y la contaminación ambiental, combinados con una alimentación deficitaria en minerales y excesiva en grasas, azúcares y aditivos químicos, contribuyen al desequilibrio ácido del organismo. Esa acidez permanente degrada las células y causa malestares, fatiga, atrofias musculares, neurológicas, trastornos digestivos y llega a producir enfermedades crónicas, degenerativas y fatales.

En la sociedad industrializada, la calidad del agua potable se está degradando de forma progresiva, comprobándose ya científicamente que la mayor parte de las enfermedades actuales están vinculadas al nivel deficitario del agua que bebemos cada día, a sus impurezas, baja energía y alta acidez, sea de grifo o embotellada.

La presencia en el agua de la red de elementos cancerígenos tales como los triahalometanos procedentes del proceso de potabilización del agua con cloro, metales pesados y pesticidas entre otros son un hecho aceptado por las autoridades. Sin embargo, y pese al compromiso de éstas de ir reduciendo progresivamente las concentraciones de dichos contaminantes, no podemos asegurar que los límites máximos prefijados por las directivas de seguridad no nos vayan a acarrear consecuencias fatales al después de años de estar expuestos a un agua tan degradada.

¿Cómo se puede mejorar la calidad del agua?

Tenemos la creencia generalista que da por hecho que las aguas embotelladas son mejores que el agua del grifo, sin embargo esto es una falacia, ya que la inmensa mayoría de las aguas comerciales no son sino aguas “del grifo” tratadas en las plantas de embotellamiento, con la misma inconsistencia molecular que el agua de la red y además con aditivos químicos tales como el flúor.

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/02/sociedad/1078222778.html

En España es frecuente observar en el etiquetado comercial la sentencia “agua mineral natural”, sin embargo, esto no nos tiene que hacer pensar que necesariamente se trata de un agua pura de manantial o de origen subterráneo. Además existe un evidente impacto ecológico al comprar agua embotellada por la inmensa cantidad de plástico que acaba en la basura o en vertederos incontrolados. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar un agua pura, molecularmente estructurada y con toda la carga de oligoelementos adquiridos gracias al filtrado y arrastre a través de diferentes capas minerales, estando además, exenta de la exposición a posibles fuentes externas de contaminación química. Además del impacto ecológico que supone desechar el envase de plástico, debemos pensar que el agua, como elemento “vivo”, sufre desde la planta embotelladora un proceso de almacenaje-transporte-almacenaje que la va debilitando a través del tiempo. Hay que tener en cuenta que los termoplásticos (PET) utilizados en la fabricación de las botellas pueden liberar cadenas poliméricas que se disolverán en el agua, bien por el aumento de temperatura o bien por deformaciones o golpes recibidos por su estructura. De ahí que nos recomienden “no rellenar las botellas”.

¿Entonces qué alternativas hay?

Existen numerosas soluciones técnicas en el mercado que provocan la purificación del agua por medios mecánicos y químicos (como la ósmosis inversa), sin embargo, aunque estamos hablando de un agua más pura y libre de contaminates en un alto porcentaje, está molecularmente desestructurada y con un potencial redox insuficiente para que el agua actúe como antioxidante en el organismo.

El potencial redox es una medida de la actividad de los electrones. Está relacionado con el pH y con el contenido de oxígeno; es análogo al pH, ya que éste mide la actividad de protones y el potencial redox mide la de los electrones. Oxidación = Entrega de electrónes Reducción = Toma de electrónes

El agua corriente de pH neutro (7) tiene un potencial de reducción de +100 hasta +150mV (una alta capacidad para tomar electrones) esto significa que deja oxidar otras moléculas. El agua ionizada alcalina de pH=8-10 tiene un potencial de reducción de -350mV hasta -250mV y por eso una alta concentración de electrones para hacer inofensivas las moléculas inestables de oxígeno activo y otros radicales libres. Esto impide la degradación de las moléculas biológicas por medio de la reducción del oxígeno activo, volviendo éstas más resistentes contra infecciones y enfermedades.

Propiedades del Agua Ionizada Alcalina

Un procedimiento adecuado de eliminación de impurezas nocivas a través del filtrado por carbón vegetal activo y cerámicas magnéticas, unido al proceso de electrólisis (ionización), genera la alcalinización del agua, devolviéndole la energía perdida desde la planta de potabilización hasta que llega al grifo de casa.

El Agua Ionizada Alcalina disuelve la acidez que invade las células.

Ésta agua es pura, con un pH entre 8 y 10, rica en oxígeno y fácilmente absorbible por el organismo, hidrata mejor todos los órganos y elimina del cuerpo la toxicidad crónica acumulada.

El Agua Ionizada contribuye al equilibrio ácido-alcalino del organismo actuando directamente sobre el pH de los líquidos intracelulares y del suero extracelular.

Gracias al alto potencial de redox (oxidación-reducción) actúa como un poderoso antioxidante, destruyendo los radicales libres que atacan a las células, envejecen el organismo y lo enferman, aportando mas hidratación y oxígeno a los órganos, potenciando así el sistema inmunitario.

Al ser portadora de sustancias vitales para la salud como vitaminas, minerales y oligoelementos, el Agua Ionizada mejora la absorción de los nutrientes de la dieta, recogiendo los residuos tóxicos y ácidos (úrico, piedras, colesterol, etc.), disolviéndolos para evacuarlos fuera del organismo.

En Japón y en Corea, el Agua Ionizada Alcalina es considerada vital para la salud y la prevención-curación de Enfermedades. Está recomendada para usos médicos por sus Ministerios de Sanidad.

Cómo funciona el ionizador de agua

Partimos de la base que para obtener agua ionizada (alcalina/ácida) conectamos el dispositivo ionizador a la toma de agua de la red de la vivienda. Dicha agua contiene minerales alcalinos y ácidos (los alcalinos tienen carga positiva y los ácidos carga negativa). El ionizador de agua separa el agua en alcalina y ácida utilizando el sistema de electrólisis. Este proceso se basa en la descomposición del agua (H2O) en gas de oxígeno(O2) e hidrógeno(H2) por medio de una corriente eléctrica a través del flujo de agua. En el ionizador hay dos cámaras estancas con electrodos de polaridad opuesta. La energía necesaria para separar los iones e incrementar su concentración en los electrodos proviene de una fuente de potencia eléctrica que mantiene la diferencia de potencial en dichos electrodos . El ánodo es el electrodo positivo en el que se produce la oxidación, es decir, la donación de electrones. El cátodo es el electrodo en el que se produce la reducción, es decir, donde se aceptan los electrones.  Los minerales alcalinos localizados en la cámara de electrodos positivos (ánodo) se pasan a la cámara con electrodos negativos (cátodo); los electrodos positivos repelen las cargas positivas y los electrodos negativos atraen las cargas positivas. A medida que estos minerales alcalinos con cargas positivas entran a la cámara de electrodos negativos, se combinan con los iones hidroxilo (OH-) en H2O removiendo los iones de hidrógeno (H+). Estos iones de hidrógeno se trasladan al electrodo negativo liberando su carga positiva y convirtiéndose así en moléculas de hidrógeno neutras (H2).  Los minerales ácidos se pasan a la cámara de electrodos positivos (ánodo) y se combinan con iones de hidrógeno (H+) en H2O liberando los iones hidroxilo (OH-); éstos pasan a la cámara de electrodos positivos liberando su carga negativa y se convierten en agua (H2O) y oxígeno (O2).  En el ionizador, el oxígeno es liberado en la cámara de agua ácida y el hidrógeno en la de agua alcalina, permaneciendo ambas cámaras en todo momento neutras eléctricamente.

El agua alcalina producida por el ionizador está libre de acidez, y dependiendo del contenido de minerales alcalinos disueltos en el agua de la red (K, Ca y Mg, principalmente) y de la propia programación del ionizador, el valor del pH del agua alcalina puede oscilar entre 8 y 10. Ovbiamente, en el proceso de electrólisis se producen dos tipos de agua en función del pH y el redox. Además del agua alcalina o reducida, también obtenemos “agua oxidada” o ácida. Posee un potencial de reducción de hasta +800 mV y permite una oxidación con propiedades esterilizantes y bactericidas, por lo que puede ser utilizada para lavarse las manos, lavar alimentos y utensilios de cocina y para aplicaciones de jardinería.

Para más información:

http://hector.solorzano.com.mx/articulos/agua.html
http://www.sanum-per-aquam.de/spanish/homesp.html
sanum.per.aquam.baleares@gmail.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: