Contaminacion eléctrica en el hogar


CONTAMINACIÓN ELÉCTRICA EN EL HOGAR

Resulta sorprendente que siendo la electricidad un elemento tan cotidiano la mayoría de la gente desconozca las grandes implicaciones que puede tener en la salud. Relación comprensible si tenemos en cuenta que en la mayor parte de los procesos biológicos del ser humano intervienen pequeñísimas corrientes eléctricas y que el movimiento de electrones es decisivo tanto en la tensión y fuerza muscular como en la actividad cerebral.

Es más, la contaminación eléctrica en el hogar y en el trabajo es hoy día uno de los factores de riesgo para la salud tan importante como puedan serlo la contaminación ambiental, el ruido o una deficiente alimentación ya que puede ser causa directa -o indirecta- de numerosos trastornos, desde mareos o dolores de cabeza pertinaces hasta enfermedades más graves como alergias, crisis asmáticas e, incluso, trastornos degenerativos.

De hecho, en lo tocante a la electricidad en el hogar o en el trabajo apenas nos preocupa la posibilidad de electrocutarnos por manipular cables, enchufes o aparatos eléctricos o bien que un cortocircuito provoque un incendio de considerables dimensiones. Y con los medios de seguridad y conocimientos actuales se explica. Pero lo que no se entiende es que a estas alturas la mayor parte de la gente no sepa aún que trastornos como la sobreexcitación, el estrés, el insomnio, la caída anormal del cabello, los problemas de piel, la conjuntivitis, algunas alergias, las cefaleas, los problemas circulatorios, la tensión nerviosa, el agotamiento exagerado o la depresión puedan deberse al simple hecho de estar expuestos muchas horas seguidas al campo eléctrico que escapa de la deficiente instalación eléctrica de la cabecera de la cama, de las lámparas de la mesilla de noche o -más frecuente aún- de los cables que cuelgan de ella y llevan la corriente al radio-despertador, la lámpara u otros aparatos eléctricos de los que nos gusta rodearnos.

Quienes además trabajan con ordenadores o máquinas eléctricas que no disponen de una correcta instalación de toma de tierra, lo mismo que las amas de casa que permanecen rodeadas de electrodomésticos enchufados a una instalación eléctrica sin ella, pueden ver agravadas sus patologías al no permitir que se descargue o reequilibre la bioelectricidad corporal.

Continuar leyendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: